25 de noviembre de 2013

El cementerio de barcos

El cementerio de barcos (Ship Breaker)
Paolo Bacigalupi , Plaza & Janés, Aventura, 10€


no hay imagenCable de cobre. Planchas de hierro. Chatarra. A veces aceite o incluso un bidón de petróleo, un recurso de otra época. Estos son los tesoros que el joven Nailer rescata de los barcos varados en la playa.

En la costa de lo que una vez fue el golfo de México, la gente sobrevive desguazando antiguos petroleros y buques mercantes, y malvendiendo a las grandes empresas. Nailer y sus compañeros, la «cuadrilla ligera», afrontan el trabajo más arriesgado: meterse en las entrañas de los barcos. Es una profesión dura en un mundo duro, en el que nadie cuida de nadie y gana quien es más rápido. Solo hay una manera de escapar: con un golpe de suerte.

Y la suerte sonríe a Nailer el día que descubre un hermoso velero, uno de los clíperes con los que siempre ha soñado, encallado en las rocas. Con lo que saque del naufragio, podría abandonar la playa. Aunque dentro también hay una chica prisionera: si la mata, será rico; si la ayuda a regresar con los suyos... empezará la aventura.





Tras leer La chica mecánica, estaba bastante desencantada con este autor, pero al final no pude resistirme a una edición de bolsillo tan bonita como la de este libro, El cementerio de barcos. Me priva que a pesar de ser bolsillo el lomo de los libro no sean todos iguales, ¡incluso mantienen la portada original! Pues eso, me lo acabé comprando.

Para empezar, decir que mientras que La chica mecánica se me hizo un tostón infumable del que apenas podía leerme 30 páginas antes de caer en un sopor irremediable, este libro se puede leer de una sentada sin mucho problema. Es un libro fácil, por así decirlo, las aventuras de un muchacho de clase baja en un mundo congruente y bien trabajado. Bien escrito, personajes correctos, historia sencilla pero que funciona…

Con esto podría acabar la reseña, pero vamos a entrar en algunos detalles que me parecen interesantes:

Lo primero es hablar de los personajes. En general todos me han parecido de una coherencia asombrosa, casi demasiado coherentes; no es que pudiera predecir qué era lo siguiente que iban a decir o hacer, pero incluso las situaciones más inesperadas carecían de un giro de guión que realmente sorprenda, simplemente resultaban factibles, así que en mi caso, las aceptaba con facilidad, como si hubieran sido obvias. Esto en sí no está mal, excepto en un punto: el antagonista.

Creo que el antagonista es el punto flaco del libro, porque en cualquier punto de la historia sabes que esa relación protagonista-antagonista no terminará hasta la última página del libro, y podría haber estado bien, si se hubiera tratado de la pareja Luke-Darth Vader, pero ni el protagonista es Luke, ni el antagonista (sobre todo el antagonista), Darth Vader. Así que al final me desesperaba un poco esa situación circular en la que el conflicto central bien podría haber sido por un objeto inanimado.

Recalco que por lo demás es un libro correcto, y lo que es más, entretenido. No aburre, está plagado de acción y su lectura es bastante ligera. Creo que es un buen libro para desconectar de lecturas más complejas, al menos yo soy de las que de vez en cuando necesita un libro fácil antes de meterme con un peso pesado.


PUNTUACIÓN: 7/10

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada