29 de noviembre de 2013

El origen perdido

El origen perdido (2003)
Matilde Asensi, Booket, Aventura, 9,95 €


no hay imagen Una extraña enfermedad que ha dejado a su hermano en estado vegetativo lleva al hacker y empresario informático Arnau Queralt a emprender una investigación arqueológica sobre el imperio inca, las ruinas de Tiwanacu y la selva amazónica, tras las huellas de una civilización perdida.

El lector sigue con Arnau y sus amigos, Marc y Lola, este viaje a través del conocimiento, descubriendo algunos misterios sin resolver en la historia de la humanidad, las paradojas de la Teoría de la Evolución y el verdadero papel de los españoles en la conquista de América.





¿Sois fans de las películas de Indiana Jones? Porque me he sentido como si estuviera leyendo una de ellas. Centrémonos. La historia empieza presentándonos a los personajes protagonistas, viviendo su vida normal, haciendo lo que hacen habitualmente y siendo ellos mismos en el entorno en que aprendido a vivir.

Entonces sucede eso mismo que indica la reseña, una llamada, un hermano con la más rara de las enfermedades y unas palabras misteriosas cómo último recurso. Siendo a partir de este momento donde empieza la verdadera historia y el final de la introducción.

Para mi gusto, ahora empieza la peor parte del libro: datos y más datos históricos, descripciones larguísimas y explicaciones aún más largas durante esta fase de investigación, porque por si no lo he dicho, el hermano del protagonista, es antropólogo, así que historia hay y mucha.

La cuestión es que, como digo, presenta todos estos datos prácticamente uno detrás de otro, salpicado por conversaciones muy breves de cuando en cuando, pero resultando en unas doscientas páginas de este estilo. Que la autora lo hace bien y su forma de escribir es bastante amena, pero eso no quita que es mucha información presentada toda seguida.

Luego la cosa cambia. Sucede lo que en toda historia digna de aventuras ha de suceder: ir al meollo de la cuestión.

Aquí los personajes empiezan a actuar de verdad, moverse, hablar, interactuar con el entorno. Esta parte realmente la he disfrutado un montón, es ameno, entretenido, te siguen contando historia, pero esta vez acompañada de acción y hay peligro, cosas nuevas y un entorno completamente diferente.

Y una de las cosas que más me gusta de la novela, es que el final al que llega, lo hace porque no puede haber otro final, es decir, puede sorprenderte o no, podías imaginarlo, intuirlo o pillarte desprevenido, pero aún así es completamente lógico y racional, no es fácil encontrar demasiados sinsentidos en este aspecto, lo cual es de agradecer, porque al cerrar el libro te deja un buen recuerdo.

Todo esto sobre la historia y su desarrollo. Por otro lado están los personajes, que para no variar, diré que están perfectamente construidos desde su nacimiento. No es que te expliquen su vida y milagros (excepto del protagonista), pero sí te hacen un buen resumen del elenco de modo que puedes imaginar fácilmente cómo son, cómo reaccionan, lo que les hace cercanos y creíbles. Lo de sentir más o menos simpatía por estos personajes ya es otra cosa.

Matilde Asensi es una de mis autoras favoritas dentro del marco español, escribe bien y sabe como contar una buena historia (y hacerla interesante), cuida mucho los detalles y el lenguaje, hasta el punto de emular bastante bien los diferentes acentos de los personajes.

También es de admirar la maestría con la que domina la narración en primera persona, que no suele ser la más habitual, pero la autora lo hace bien, sin anticiparse y consiguiendo mantener el mismo ritmo que hubiera conseguido en tercera persona, sin largos discursos del protagonista, pero manteniéndonos en todo momento cerca de sus pensamientos.

Para acabar, diré que es un libro más que recomendable para quien no se asuste ante un montón de datos históricos y adore las historias de aventuras, porque si lo lee, va a vivir una muy grande y muy bonita.

PUNTUACIÓN: 7/10

Esta reseña se publicó originalmente en Crónicas de los Reinos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada