27 de noviembre de 2013

Fantasía: Las grandes sagas (2/3)

Tras terminar de hablar de las típicas sagas iniciáticas en la fantasía, así como dos grandes hitos (si no literarios, al menos sociales) como son El señor de los anillos y Harry Potter, toca seguir hablando de otras tantas sagas de fantasía que no por ser menos conocidas, son menos interesantes o de peor calidad.

Recuerdo que tras leer El señor de los anillos me uní a una lista de correo mexicana sobre Tolkien. Leí largas disertaciones sobre elfos, el modo de escribir de Tolkien y otros temas de fantasía a cual más enrevesado (las discusiones entre los participantes, puesto que había uno que le encantaba liarla parda, me las saltaba en su mayoría). Pero entre correo aquí, correo allá, hubo uno que llamó mi atención.

no hay imagenEn él una chica hablaba de sus dos autoras de fantasía favoritas. La primera era Diana Wynne Jones, de quien por entonces no encontré un solo libro en español, pero de la cual tampoco olvidé su nombre, quedándose grabado en mi memoria hasta que Hayao Miyazaki estrenó su película El castillo ambulante. Pero esto sucedió varios años después.

La segunda autora favorita de esta chica era Louise Cooper. De quien, con mucha suerte, encontré una reedición de su trilogía El señor del tiempo. Los días que pude pasar con Tarod fueron sencillamente maravillosos. Que chico, que poder, que maneras de hacer. Le adoré con todo lo que pude y más.

Fue una saga bonita, llena de encanto y fantasía, aunque quitando al personaje principal no había muchos más que llamaran mi atención. Aún así me gustó mucho.

Como curiosidad, decir que ambas autoras han fallecido ya. Jones recientemente, en marzo de 2011, Cooper un poco antes, en 2009. Una pena, eran buenas escritoras.
Aquí tengo un vacío temporal bastante grande. ¿Cuál fue la siguiente saga de fantasía que cayó en mis manos? ¿Myst o Lyonesse? ¿Terramar o Canción de hielo y fuego? Sin duda fue una de estas cuatro, porque las demás o son demasiado recientes o no se trata de fantasía. Este vacío seguramente también esté provocado porque fue por esta época por la que empecé a leer más cómic, manga, ver más series, anime y películas que antes, por lo que es fácil que todo resulte confuso.

no hay imagenEn cualquier caso, empezaremos por Myst, basadas en el videojuego del mismo nombre. Lo resumiré en un: aburrido, genial, pasable. Podría decirse que con esta saga me pasó lo mismo que con Ala de dragón. Empecé el primer libro y lo dejé a las pocas páginas porque me aburría.

Leí muchas cosas mientras, creo que pocas o ninguna de fantasía. Quizás leyera Lyonesse, Terramar o los primeros de Canción en este intermedio. El caso es que al cabo de un tiempo volví a armarme de valor y terminé con el libro. Sólo para concluir que era al final aún más aburrido de lo que creí en principio.

Pero ya había pasado. O casi, porque aún me quedaban dos libros más. Cogí el segundo, a sabiendas de que cada uno contaba historias diferentes sobre el mismo mundo, con la esperanza de que esta fuera mejor. ¿Qué puedo decir? Me lo leí del tirón. Me pareció un libro maravilloso, guardo un grato recuerdo en cuanto a historia y narración, y muy amargo en cuanto a sentimientos producidos.

Sabía, es decir, estaba completamente segura, de que por muy bueno que fuera el tercero no me iba a gustar tanto como el segundo. Posiblemente esa certeza fuera lo que me hizo leer el libro con cierto desánimo, que si bien no estaba mal, no alcanzaba de ningún modo la genialidad de su predecesor.

Supongo, o si no, creamos que así fue, que la siguiente saga fue Trilogía de Lyonesse. El jardín de Suldrun me gustó muchísimo, era todo tan mágico, tan especial, tan de leyenda. Con cada palabra te parece estar leyendo un magnífico cuento de hadas, uno de esos que ocurrió en realidad.

En general esto se mantiene durante toda la saga. Había un personaje al que adoré como a pocos, Shimrod creo recordar que se llamaba. Sin duda alguna tengo que releer esta saga y revivir esos momentos.

no hay imagenAhora hablaré de Terramar. No la leí entera, tan sólo las dos primeras historias (y eso tras ver la película): Un mago de Terramar y Las tumbas de Atuan. La primera historia me pareció tirando a floja, nunca fui una gran fan de Terramar y pasado el tiempo sigo diciendo que Ursula K. Le Guin ha escrito cosas mejores. Sin embargo, Las tumbas de Atuan es una de mis historias favoritas, donde me gusta lo que cuenta y cómo lo cuenta.

Pero por aquel entonces, no recuerdo ni de dónde saqué el libro, ni de quien era. Sé que sólo contenía las dos primeras historias, y como una no me resultó muy allá, decidí que podía esperar.

Al final me lo acabé comprando, la edición esa tan bonita con las tres historias restantes, y también el libro de cuentos. Todas me resultaron más entretenidas que Un mago de Terramar, añadiéndole a eso que las dos últimas tienen un cariz más adulto y profundo, se me hizo un libro ameno e interesante.

no hay imagenA la siguiente gran saga que llegué, y lo hice no sé muy bien cómo, un comentario suelto en un foro, una buena crítica en otro y decidí probar suerte con Juego de tronos, el primer tomo de Canción de hielo y fuego. Y vaya que sí fue probar suerte.

No llevaba más que un par de capítulos y ya estaba enamorada de todos los Stark y sus lobeznos. Se me partía el alma cada vez que les ocurría la más pequeña contrariedad, probablemente fuera una de esas ilusas que pensara que cómo se atrevía a hacerle eso a un niño pequeño. Pero he aprendido, ya no confío en los escritores.

Devoré Juego de tronos con una incredulidad más que palpable, leí Choque de reyes con esta misma incredulidad (aunque sigo diciendo que Juego y Tormenta me gustan más) esperé como un tormento a que saliera el tercer libro y tras él cambié por completo mi actitud hacia la saga. Visto lo visto fue corta la espera de Tormenta de espadas, Festín de cuervos tardó el doble en salir y de Danza de dragones mejor ni hablamos, que yo aún estoy esperando para leerlo en español.

Volviendo a la saga, es (o era) casi perfecta. Lo único que tengo que reprocharle es que soy incapaz de encariñarme con los personajes. Sé que los hay geniales, y soy consciente de que no pueden morir todos, pero la puntería del autor para cargarse a los personajes más adorables sin ningún tipo de miramiento empieza a resultarme molesta, así que intento no encariñarme con nadie ya.

Sobre la serie, decir que es de muy alta calidad, y que exceptuando algunos matices representa bien los libros.

Con esto terminamos las grandes sagas de fantasía que de un modo u otro marcaron un antes y un después. Ha habido más, las ha habido que me han gustado mucho, que no me han gustado demasiado o que simplemente las he leído con un grado suficiente de satisfacción como para acabarlas. Este tipo de sagas serán las próximas a ser brevemente comentadas.

4 comentarios :

  1. Qué cosas... curiosamente también una de mis primeras sagas post-Tolkien fue 'El Señor del Tiempo', de Louise Cooper. Me pareció una trilogía maravillosa, pero la verdad que nunca me he decidido a releerla por cierto temor a decepcionarme con el paso de los años. En cualquier caso, lamenté mucho el fallecimiento prematuro de Cooper.

    Los de Myst los tenía mi hermano pero nunca me animé a pillárselos. No sé por qué, tal vez por comentarios que me hiciera mi propio hermano, pero me sugerían una idea un poco de pestiño. :) En cuanto a Lyonesse, es de esas series que he oído hablar de ellas más de una vez, pero aún no me he animado a comprarlos. Tendré que hacerlo.

    Terramar está entre mis sagas favoritas de fantasía, pero es que yo soy un incondicional de Le Guin tanto para fantasía como ci-fi. Mis preferidos son sin duda los dos primeros: 'Un mago de Terramar' y 'Las tumbas de Atuán'. En cambio, 'La costa más lejana' me pareció algo más flojillo y triste. Con 'Tehanu' me reconcilié con la serie desde un nuevo enfoque, lógico al haber transcurrido tantos años de la entrega anterior. Pero aún tengo lo cuentos pendientes, ya ves...

    Yo a CdHyF no llegué hasta muchos años después. Mis sensaciones con la macrosaga son por ahora muy buenas (tengo todavía pendiente de reseñar Tormenta de Espadas, que es hasta donde he llegado por ahora, ya que me los tomo con calma para no sufrir el parón de la mayoría de los lectores. A ver si la subo pronto). Pero a tenor de los comentarios generales, me da que lo mejor de la obra de Martin ya me lo he ventilado... Bueno, espero que no me decepcionen los dos volúmenes que me quedan.

    En fin, lo bueno es que hoy tenemos todavía tantas obras increibles por disfrutar de fantasía: ahí están Abercrombie, Sanderson, Morgan... y reediciones muy esperadas como la de Fritz Leiber y su Lankhmar, pronto de nuevo en la calle!

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento exactamente igual con Cooper XDDD Es una trilogía que quiero releer, de verdad que quiero, pero me da mucho miedo que luego sea una porquería. Que no lo creo, pero nunca se sabe XD.

      Myst es totalmente prescindible, aunque no me desagradó por completo. Lyonesse no, más gente debería leerla, que no es muy famosa y me parece una trilogía estupenda.

      Hombre, la gracia de "La costa más lejana" es que tiene un final muy anticlimático, muy triste también. A mí me gustó la historia, a pesar de la pena que me dio. Ya te digo que para mi gusto, la más insulsa, es "Un mago en Terramar". Tehanu es diferente, y a ratos me gustaba a ratos menos, pero porque aún venía con el deseo de aventurilla de las historietas anteriores.

      Pues sólo te digo, que aún me quedan dos entradas de sagas, y que sí, menciono a Sanderson en una de ellas (o en ambas, no lo sé), pero a los otros ni un poquito, de Abercrombie no he leído nada y a mi pesar admito que no sabía nada de Lankhmar hasta que he visto el anuncio de Gigamesh. Y hay tantas otras cosas que no he leído de fantasía... muchas no me llaman, porque la fantasía heroica me satura un pelín, pero igualmente tenemos fantasía para rato ^^

      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. Buen repaso :)
    Yo empecé con El Señor de los Anillos, y luego me pasé a la Dragonlance. A partir de ahí también tengo todo un poco difuso, pero creo que seguí con Lyonesse, que me gustó mucho, algo de Reinos y acabé llegando a Terramar, que me decepcionó muchísimo xD
    La que sí tengo pendiente (y con muchas ganas) es la de El Señor del Tiempo, he leído comentarios muy positivos sobre ella. A Hielo y Fuego ya llegué más recientemente, me puse al día cuando publicaron el cuarto libro en España.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terramar siembra la discordía entre a los que les encanta, les medio gusta y supuso una gran decepción, son unos libros conflictivos XDDD

      Si la lees, ya dirás qué te parece. Yo la cogí de adolescente tardía (16-17) así que mi recuerdo sobre ella es bastante difuso, que entre que ya han pasado bastantes años y que he leído mucho desde entonces, pues miedo me da.

      Gracias por pasarte :)

      Eliminar