13 de diciembre de 2013

La sombra de Ender

La sombra de Ender (Ender’s Shadow, 1999)
Saga de La sombra de Ender
Orson Scott Card, ZETA, Ciencia ficción, 10€


no hay imagen Ender no era el único niño en la Escuela de Batalla, sólo el mejor entre los mejores. Bean, un ser prácticamente tan superdotado como Ender, verá en éste a un rival, pero también a un líder irrepetible. Con su prodigiosa inteligencia obtenida por manipulación genética, Bean ve y deduce incluso lo que Ender no llega a conocer. Lugarteniente, amigo, tal vez posible suplente, Bean nos muestra un trasfondo de lo que ocurría en la Escuela de Batalla y de lo que, tal vez, Ender nunca llegó a saber.

Card retorna, con el mismo estilo, temática y fuerza narrativa, al Ender de la Escuela de Batalla, donde el mayor líder de la humanidad se adiestra para derrotar a los insectores. Novela paralela y complementaria de la emotiva saga de Ender, Card amplía en ella la extraordinaria fuerza de ésta, ilumina los acontecimientos narrados en El juego de Ender con el punto de vista de Bean –un niño llamado a ser el lugarteniente de Ender y, en definitiva, un ser tan excepcional como su líder– y refuerza el incuestionable atractivo del mito que constituya la poderosa conclusión de la novela.





El juego de Ender habla de la amenaza insectora y de cómo Ender fue el comandante designado a combatirla. Pues bien, este libro, La sombra de Ender, cuenta casi lo mismo. Volvemos a la época de la Escuela de Batalla, sólo que esta vez desde el punto de vista de Bean, uno de los lugartenientes de Ender.

Tenemos un libro muy similar en estructura al que protagoniza Ender. El objetivo es casi el mismo y los obstáculos que Bean tiene que superar, también. Pero, al menos yo, tras leer el resumen del libro, tampoco esperaba algo radicalmente diferente; mi objetivo era leer la misma historia desde otro ángulo. En ese sentido el libro no decepciona.

Pero sí lo hace en otros sentidos. Es un libro que probablemente hubiera funcionado mejor solo, porque yo tenía mis expectativas en leer la misma historia con otro personaje como protagonista, pero no leer la misma historia con el mismo protagonista, sólo que con otro nombre. Para mí ése es el fallo del libro, no tanto la historia que cuenta sino el hecho de que Bean sea una copia casi exacta de Ender (pero mejorada, ¿eh?).

Así que sí, es un buen libro, muy bien narrado y estructurado; sí, el autor sabe lo que se hace, pero sigue fallando, porque aunque la premisa es interesante, no cumple con las expectativas.

Pero Bean no es el único personaje-copia que tenemos en este libro. Hay otro más. Tenemos a Aquiles, el Peter de Bean, el chico malo malísimo que querrá hacer la vida imposible a Bean, la única persona a la que Bean teme, tanto como Ender teme a Peter. ¿De verdad era necesario un personaje así?

Quizás el autor quería mostrar cómo Bean y Ender reaccionan ante la misma situación. Ya sabemos cómo reacciona Ender ante un enemigo, ahora toca ver como lo hace Bean, pero sigue sin gustarme cómo lo hace. Podría haber sido más ingenioso, más imaginativo, haber inventado otra cosa, no repetir el mismo personaje.

Por no hablar de las circunstancias tan melodramáticas del nacimiento de Bean. ¿Es para hacerle más especial o desdichado que tener el título de Tercero? Quizás, quizás. O tal vez sólo una razón (aunque a mí me suena más a excusa) que justifique el desmerecer a Ender. Eso es algo que no puedo saber.

Aún así, el libro me gustó. Narra las aventuras que quería leer y para mí volver a la Escuela de Batalla fue un placer. Quizás fuera nostalgia, pero reunirme de nuevo con Petra, Dink y Ender, entre otros, me hizo ilusión. No es el mejor libro del mundo, ni de la saga, pero tampoco lo lanzaría a la pira.

PUNTUACIÓN: 7/10

Esta reseña se publicó originalmente en Crónicas de los Reinos.

2 comentarios :

  1. Siempre me ha dado miedo ponerme con los demás libros de la saga. El primero me gustó muchísimo y de los demás hay críticas tan dispares que me da miedo quedarme con mal sabor de boca...

    Me alegro de que a pesar de todo por lo menos a ti te gustara.

    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, a mí igual. De hecho, este libro tiene cosas buenas y otras cuantas que no me gustaron. La voz de los muertos, por ejemplo, sí me hizo gracia. Pero como algo completamente aparte de lo que es El juego de Ender. Pero yo también me resistí un montón a coger más libros de la saga tras leer el primero. No me arrepiento, claro, pero el mejor sigue siendo el original.

      ¡Un saludo!

      Eliminar