9 de diciembre de 2013

Lavinia

Lavinia (Lavinia, 2008)
Ursula K. Le Guin, Minotauro, fantasía histórica, 19.50 € / 8.95 € (bolsillo)

no hay imagenLavinia crece sin conocer otra cosa que la paz y la libertad hasta la llegada de sus pretendientes. Su madre exige que contraiga matrimonio con el apuesto y ambicioso Turno. Pero los augurios y las profecías de los manantiales sagrados afirman que deberá casarse con un extranjero, que provocará una guerra y que su marido no vivirá demasiado tiempo. Al ver que una flota de barcos troyanos llega remontando el Tíber, la joven decide tomar las riendas de su propio destino. Y así nos cuenta lo que Virgilio no hizo: la historia de su vida y del amor de su vida.

Le Guin da voz a este personaje surgido de la Eneida de Virgilio en una novela que nos transporta al mundo semisalvaje de la Italia antigua, cuando Roma no era más que una aldea mugrienta situada cerca de siete colinas. Lavinia es un libro sobre la pasión, la guerra y el precio de la guerra, generosa y austeramente escrito por una autora en la cúspide de su talento.





He leído muchos libros de Le Guin hasta la fecha y… mejor dicho, he leído muchos libros, de muchos autores y diversos géneros hasta la fecha y éste es el que más me ha gustado, o al menos, uno de los pocos que además de haberme gustado mucho, apenas puedo sacarle fallos.

Lavinia es todo lo que dice la sinopsis y un poco más. Es una novela que nos sitúa en una época antigua, anterior a la fundación de Roma pero en sus mismas tierras, habla de un personaje que según tengo entendido, apenas tiene relevancia en el poema del que procede la historia.

Me gusta la historia, pero no nos dejemos engañar, esto no es lo revolucionario del libro, a fin de cuentas narra una guerra de la época clásica y aparecen personajes populares, en parte la historia gira también en torno a Eneas. No digo que eso sea malo o poco interesante, pero la protagonista es Lavinia y eso, eso es lo verdaderamente bueno de este libro.

De nuevo Le Guin presenta los mismos temas que tanto la han preocupado a lo largo de su obra, habla de la esclavitud y de la posición de las mujeres, les da una profundidad a sus personajes que ningún poema, por antiguo que sea, es capaz de darles. Plantea nuevos puntos de vista y preguntas a las que no da respuesta pero que es muy interesante hacerse. A través de diferentes diálogos lanzará estas cuestiones, dando, en casi todos los casos, varias respuestas a dichas preguntas.

La narración de este libro es soberbia, se nota, y cada vez más en su obra, que es una autora consumada, que ya ha dado rienda suelta a su imaginación en muchos otros libros y que aquí, tiene la paciencia necesaria para tratar cada detalle con sumo cuidado. Su labor de investigación para este libro es patente, lo cual se agradece.

Hablo a menudo de Le Guin, he criticado algunos de sus libros y seguro que éste también tendrá sus fallos, aunque seguramente sean cuestiones de opinión. A mí me gusta pensar que el poeta que habla con Lavinia es fruto de la magia, otros me han mencionado que el azufre tal vez tenga algo que ver. La obra aquí, y para tantas otras cosas, da varias opciones. ¿Con cuál os quedáis vosotros?

PUNTUACIÓN: 10/10

2 comentarios :

  1. ¡Toma ya, un 10 nada menos! :) Pues me das una alegría, porque precisamente esta es una de las últimas novelas que he comprado de Le Guin (junto con El ojo de la garza), así que ahora ya sé que merece la pena darle prioridad.

    Yo también soy un incondicional de la autora; seguro que ya os lo habré repetido en alguna ocasión. Te creo y doy fe de que su narración es magnífica... Es de las autoras cuya prosa me parece a menudo pura poesía, y eso que no soy muy dado a encandilarme por el tono poético. Supongo que esta obra, creada en el ocaso de su carrera, aúna lo mejor de lo que nos ha ofrecido durante toda una vida de escritora en lo más alto.

    Un único pesar me aflige cuando oigo hablar de esta historia... ¿será lo última que publique?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podía darle menos nota, en lo personal, me gustó mucho. El ojo de la garza, que lo leí hace más tiempo no me gustó tanto, así que si tienes que darle prioridad a una obra, sí, que sea Lavinia :P

      Sí, creo que ha quedado claro que ambos somos verdaderos acérrimos de la autora XDDD Por mi parte no hay ningún otro autor del que haya leído tantas obras, ahora quería empezar con las que no es fácil encontrar ediciones en español.

      Y sí, definitivamente da mucha pena pensar que su último libro puede ser verdaderamente el último.

      Eliminar