16 de diciembre de 2013

Memorias de Adriano

Memorias de Adriano (Mémoires d'Hadrien, 1951)
Marguerite Yourcenar , Edhasa, Histórica, 9.95€


no hay imagenMarguerite Yourcenar cuenta que una vez encontró, en una carta de Flaubert, esta frase inolvidable: Los dioses no estaban ya, y Cristo no estaba todavía, y de Cicerón a Marco Aurelio hubo un momento único en que el hombre estuvo solo. La autora de estas Memorias de Adriano añade: He pasado una gran parte de mi vida tratando de definir, y luego de describir, a este hombre solo y por otra parte en relación con todo. Alabada por críticos de todo el mundo como una de la obras más singulares, bellas y hondas de la literatura del siglo XX, estas Memorias atraen constantemente nuevos lectores, interesados en el emperador del siglo II, casi un sabio, que fue a la vez uno de los últimos espíritus libres de la Antigüedad.



Las “Memorias de Adriano” es un libro que tenía pendiente en mi estantería desde hace algunos años. Ahora al fin me he atrevido con él y, si bien creo que no es una lectura para la que estuviera plenamente preparado, sí que diré que la he disfrutado como pocas.

Como su propio nombre indica, las “Memorias de Adriano” son unas memorias ficticias (pues, aunque por lo elaborado y la riqueza de matices y detalles pueda llegar a confundirnos, el libro fue escrito hace menos de un siglo, y no en la Roma Imperial precisamente) que Adriano dirige a su heredero, Marco Aurelio. En ellas, el emperador hace un recorrido por toda su vida, desde su juventud hasta su lecho de muerte, durante los cuales aprovecha para reflexionar sobre los más diversos temas, desde el gobierno y el imperio hasta la sexualidad o la naturaleza humana.

El protagonista único e indiscutible es el propio Adriano, del cual, a través de largas páginas de pensamiento introspectivo, llegaremos a conocer cada pequeño matiz de su personalidad, cada motivo detrás de sus decisiones. En este sentido la calidad del trabajo es impecable, se nota que la autora estuvo madurando la historia más de veinte años antes de que su trabajo viera finalmente la luz. Realmente llegamos a sentir que es Adriano el que habla.

A la inmersión en la historia ayuda la abismal labor investigación al que se sometió la autora (como muestran las notas al final del libro que, a pesar de ser bastantes, muchas resultan una lectura tan interesante como el propio libro). Así nos encontramos que cada paso, cada personaje y cada ciudad que nos muestra Adriano están llenas de detalles y enclavadas en un mismo todo. Cuando se hace un buen trabajo, se nota.

De la narración, poco que decir. Sin duda es uno de los libros más bellamente escritos que he encontrado nunca, si bien algunos pasajes pueden resultar relativamente densos por la ausencia de acción. Pero incluso en estos, lo mejor que se puede hacer es dejarse llevar y disfrutar de cada frase, son auténticas obras de arte.

En definitiva, uno de los mejores libros que he leído nunca y que seguramente quiera releer con el paso de los años para intentar captar todos aquellos pequeños matices que se me han escapado en esta ocasión. Un libro no muy extenso, pero de lectura algo densa, por lo que mejor si se lee sin prisas. Muy recomendable incluso para los que no les guste la literatura histórica.


PUNTUACIÓN: 10/10

2 comentarios :

  1. Me puede el sonrojo al admitir que también lo tengo en mis estanterias desde hace años y aún no lo he leído... Todo comentario sobre este libro de Yourcenar es para encumbrarlo al grado de obra maestra, así que tengo que ponerme con él sí o sí. Gracias por el recordatorio... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, eso nos pasa a todos. No nos desesperemos, que nos quedan muchos años de lectura por delante. Creo que dentro de un tiempo buscaré algún otro libro de Yourcenar, éste me ha dejado con ganas de saber más de la autora.
      Gracias a ti por pasarte y merendar ;)

      Eliminar