31 de enero de 2014

La chica mecánica

La chica mecánica (The Windup Girl, 2011)
Paolo Bacigalupi, P&J, Ciencia-ficción, 21.90 €

no hay imagen Anderson Lake es el hombre de confianza de AgriGen en Tailandia, un reino cerrado a los extranjeros para proteger sus preciadas reservas ecológicas. Su empleo como director de una fábrica es en realidad una tapadera. Anderson peina los puestos callejeros de Bangkok en busca del botín más preciado para sus amos: los alimentos que la humanidad creía extinguidos. Entonces encuentra a Emiko…

Emiko es una “chica mecánica”, el último eslabón de la ingeniería genética. Como los demás neoseres a cuya raza pertenece, fue diseñada para servir. Acusados por unos de carecer de alma, por otros de ser demonios encarnados, los neoseres son esclavos, soldados o, en el caso de Emiko, juguetes sexuales para satisfacer a los poderosos en un futuro inquietamente cercano…

…donde las personas nuevamente han de recordar qué las hace humanas.





Antes de leer el libro mis únicas referencias eran una sinopsis interesante y la noticia de que la novela había sido galardonada en los Premios Hugo de 2010. Con estas directrices cuanto menos cabe pensar que uno se encuentra ante una novela interesante. Así pues, mi interés en leerla aumentó.

Una vez leída puedo decir que sin ser una completa decepción, tampoco será nunca uno de mis libros favoritos. Con esto quiero decir que tiene sus cosas buenas, como sus cosas malas.

La chica mecánica goza de una gran ambientación. El mundo que el autor recrea tiene sentido, es coherente y además bastante interesante. Imagina un mundo en el futuro, no tengo claro cuántos años exactamente, pero lo suficiente como para que la tecnología basada en la genética haya dado un salto atroz y actualmente sea la fuente principal de todo lo bueno y lo malo que hay en el planeta.

Cómo ha reinventado las tradiciones de los diferentes países que tienen acto de presencia en el libro, adaptándolas a la época en que se sitúa la historia, los términos empleados para referirse a los personajes y en general los detalles que contiene el libro están muy cuidados, adaptándose perfectamente al personaje que protagoniza el capítulo que se está leyendo (aunque admito que si no se está familiarizado con dichos términos puede ser un poco liosa la cosa; por ejemplo, los capítulos de Emiko, que es japonesa, capté antes la intención de la palabra “gaijing” que cuando Honk Sheng hablaba de los “farangs”).

Estos detalles, junto a un buen desarrollo de los personajes, hace que los diferentes protagonistas gocen de algún atractivo. La mayoría, al menos: sigo diciendo que a mí Honk Sheng me sobra en el libro, su parte de la historia apenas sirve para introducir algunos detalles y tiene más capítulos de los necesarios para la información que aporta.

Sin embargo hay otros más relevantes, y no sólo los protagonistas, de los cuales considero que la verdadera protagonista es Emiko. Pero tenemos a Akkarat y a Pracha, y por supuesto, a Gi Bu Sen, quienes son en realidad los que mueven la historia, dejándome con la impresión de que los demás son meros espectadores (con Honk Sheng especialmente me pasó esto).

Y es que creo que ahí está el problema del libro. Sumando una narración lenta, una historia que tarda muchísimo en arrancar y que el libro es bastante largo, lo ha hecho bastante tedioso y difícil de leer. En la historia apenas sucede nada, es muy descriptiva, demasiado descriptiva, hasta poco antes de la mitad aún no tenía muy claro por dónde iba a tirar el libro, presenta varios hilos inconexos y personajes que aparentemente no tienen nada que ver entre sí. Hay momentos en los que parece que la historia quiere arrancar, que quiere contar algo, suceden cosas, pero aún así, y hasta la última página, tengo la impresión de que todo ha sido una descripción de un suceso puntual en una ciudad tailandesa.

Admiro, eso sí, cómo el autor ha sabido tratar facciones opuestas en el libro, sin que ninguna se decante notablemente por el papel de “los buenos” o “los malos”; simplemente es cuestión de opiniones, moral y la forma política que cada uno tenga de ver el mundo el estar más a favor de unos que de otros. Eso es algo que no se ve a menudo, y a mi parecer uno de los detalles más dignos de elogio de la novela.

Resumiendo diré que me ha gustado leer el libro, pero que dudo que vuelva a hacerlo. Los personajes están cuidados y bien desarrollados, y aunque me gusta el mundo imaginado, la historia es larga y bastante aburrida.

PUNTUACIÓN: 6/10

4 comentarios :

  1. ¡Interesante reseña!
    Me da que yo voy al revés que el resto del mundo; la gente coincide en lo de la historia larga y aburrida... pero a mí no me costó acabarme el libro, y la verdad es que me dejó buen gusto ;w; Tampoco es de lo mejor que he leído, pero guardo un grato recuerdo...
    Eso sí, coincido totalmente en lo de "tratar facciones" que comentas y su ambientación. No puedo decir mucho más, porque hace tiempo que leí el libro y he olvidado bastantes detalles T_T

    En fin, me ha gustado saber tu opinión sobre el libro. ¡Un abrazo! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo... es que ya te digo, tengo la sensación de que leía capítulos y más capítulos en los que no ocurría nada, bueno, no nada nada, pero mucha inacción. Pero vamos, es mi percepción personal. La verdad es que ya hace un montón que me leí el libro yo también y no me acuerdo de todo, pero sí de que tenía sus cosas buenas (como algunos personajes y puntos de vista ^^).

      Un placer leer tu comentario ;) ¡Nos vemos!

      Eliminar
  2. Me fío más de las reseñas de los lectores que de los premios que le hayan dado, sinceramente, y las opiniones que he leído sobre este libro no acaban de ser del todo buenas. A pesar de ello es posible que le dé una oportunidad.
    Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He conocido a varias personas que, efectivamente, el libro les ha gustado por una o varias razones. Tiene sus pegas y tiene sus cosas buenas, la "mala" nota que le doy (en fin, mirar notas sin leer la reseña es absurdo, pero no viene al caso) es por la sensación que me dejó más que nada. No es un mal libro desde un punto de vista más objetivo, y si te llama lo mejor es que le des tu propia oportunidad.

      Gracias a ti por pasarte y leerla ^^

      Eliminar