28 de enero de 2014

Los caballos celestiales

Los caballos celestiales (Under Heaven, 2010)
Guy Gavriel Kay, RBA Fantasía, fantasía histórica, 21.00€


no hay imagenEl glorioso emperador Taizu de la Novena Dinastía gobierna sobre Kitai, el reino más rico y poderoso del mundo. Su poder se extiende gracias al empuje de sus ejércitos y a la burocracia de los mandarines, que han conseguido décadas de paz en el imperio para que fluyan a él todas las riquezas del mundo conocido. En Kuala Nor, un campo de batalla remoto en medio de las montañas, Shen Tai, hijo del difunto general Shen Gao, honra la memoria de su padre enterrando a los muertos, amigos y enemigos, de incontables batallas libradas en esa llanura. Los fantasmas de los muertos le hablan por las noches, apenados o furiosos, hasta que entierra sus huesos y acalla sus voces.




Cogí este libro con muchas ganas, "qué bien", me dije, "un marco oriental en fantasía, estupendo", así que mis expectativas eran bastante altas. Digo esto, para que al hablar del libro se tenga en cuenta al valorar mi opinión. Me encanta lo oriental y aunque al final no es lo más reseñable de este libro (no es lo mejor, ni lo peor), me dejé encandilar por la sinopsis, algo poco recomendable.

La novela empieza francamente bien, con una situación que me gusta mucho, una magia muy sutil, pero bonita, que se asoma como anunciando lo que aún está por llegar, presenta a unos personajes con carisma y encanto, introduciéndote al mundo poco a poco, con explicaciones un poco largas, pero que te sitúan perfectamente en el entorno. Entonces, el título del libro (recordémoslo, "Los caballos celestiales"), hace su aparición. Por así decirlo.

La emoción se palpa, se siente, se ve venir… y tal cual asoma su cabeza se va evaporando página tras página de intrigas políticas, viajes que cada vez tienen menos sentido y una aventurilla con pinceladas de magia cada vez más y más tenues. Una decepción en toda regla. Por no hablar de una trama secundaria que no conseguí entender a cuento de qué venía.

Eso se puede aplicar tanto a la historia como a los personajes. Si la historia plantea una situación inicial interesante y va decayendo, con los personajes sucede algo similar. Al principio me resultaron atrayentes, interesantes, dejaban ver algo en su interior que te llamaba a seguir leyendo, pero conforme los iba conociendo eso me parecía cada vez más lejano. Personalidades que se podrían enmarcar casi fácilmente en los tópicos habituales, relaciones que… francamente, no me interesaban y me resultaban bastante aburridas.

El estilo del autor no está mal, pero claro, me resulta difícil juzgarlo cuando es bastante espeso en sus descripciones y la historia no me llamaba demasiado. Decir que no me llamaba nada sería injusto, quería saber cómo acababa y exceptuando las mencionadas relaciones entre personajes (no todas ellas románticas) la historia no me aburría y no se me hacía una lectura pesada.

Del autor había oído hablar de otras sagas, ninguna con demasiado entusiasmo, pero bueno, diré en su defensa que siendo este el único libro suyo que he leído, no ha estado mal del todo.

Supongo que lo justo sería decir algo así, que es un libro recomendable para quien busque algo de aventurilla y politiqueo en la antigua china, pero que no se espere una fantasía desbordante o caballos capaces de cualquier cosa. No, es decir, no os fiéis del título. Pero eso, la aventura por la aventura no está mal.

PUNTUACIÓN: 7/10

6 comentarios :

  1. A mí me gusta bastante este autor por el Tapiz de Fionnavar. No es que sea una saga innovadora pero me pareció muy entretenida y me enganchó bastante así que tenía bastantes de ganas de probar con este libro. La tuya es la primera reseña que leo de él, es una pena que no te gustase mucho. Yo lo probaré en algún momento... =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, por lo que sé de el Tapiz igual a ti Los caballos celestiales te gusta más que a mí. Yo iba buscando una novela con ideas más orientales, diferentes a las de aquí, pero al final lo único diferente es la localización (a mi modo de ver). Pero vamos, libro entretenido y con acción. Ya dirás qué te parece si lo lees ^^

      Eliminar
  2. Muy buena reseña. Me ha sorprendido encontrar un libro de fantasía oriental (lo único que había leído era la serie de Rokugan), seguramente porque tampoco estoy muy puesto . Me da la sensación de que ahora la fantasía se ha ido desarrollando en distintos subgéneros, ya sea oriental, histórica, futurista... Vamos, que hay algo más que la fantasía medieval. ¿Hay más títulos que mezclen lo fantástico con un mundo oriental?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pretendo al buscar literatura oriental es encontrar diferentes ideas, algo no tan manido como la fantasía medieval, que a veces parece que toda la fantasía se desarrolla en esa ambientación y no, en absoluto.

      Te recomiendo encarecidamente que si no lo conoces, busques Puente de pájaros, tiene un humor muy peculiar y una historia bastante original, disfruté mucho con él.

      Eliminar
  3. Guy Gavriel Kay no es santo de mi devoción. Aunque hay una novela por ahí que tengo pendiente, con Ysabel me dejó bastante chafado. Lo mismo con la novela que comentas. La tuve que dejar a pocas páginas de empezarla. Lo que menos me gusta de autor es su manía de utilizar Deus Ex Machina para solucionar las cosas.

    Te recomiendo Mongoliad, de Neal Stephenson. Título mucho más acertado por RBA fantástica y de temática parecida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucha pena leer lo que dices de Ysabel, sobre todo porque parece una opinión generalizada y le tenía echado el ojo al libro, pero parece que no, que no acaba, y eso, me da pena. Kay tiene muy buenas ideas y creo que la investingación que hace está bien hecha, pero al final sus historias dejan bastante que desear :(

      Mira, pues a Mongoliad también le tenía echado el ojo. Si tengo que priorizar a uno de los dos autores ya sé por cual decantarme ^^ (aunque me preocupa que con el cierre de RBA fantástica la saga se vaya a tomar por saco XD)

      ¡Un saludo!

      Eliminar