18 de diciembre de 2014

Un beso en París

Un beso en París (Anna and the French Kiss)
Saga de Un beso en París (1/3)
Stephanie Perkins, Plataforma Neo, Juvenil-romántica, 17€


no hay imagenLa torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla.

Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul?

El humor y la tensión que se respiran página a página en el debut literario de Stephanie Perkins te atraparán y te llegarán al corazón.




Éste es un género al que no soy asidua: no suelen gustarme estos libros, me parecen llenos de sinsentidos y con una historia que, aparte de irreal, no vale nada. Personajes planos y manidos, en fin, podría seguir así un buen rato.

Éste, sin embargo, no me disgustó. Porque de vez en cuando me gusta leer algo ligero, fácil y sin que le dé mucho a la cabeza. En ese sentido, éste es uno de los mejores libros que hay al respecto: personajes simpáticos, una historia sencilla y una relación obvia con sus momentos tensos y tiernos.

En todo eso es un buen libro, no hubo ningún personaje que me chirriara ni al que cogiera tirria por resultarme insoportable y, a diferencia de la mayor parte de reseñas que he leído por ahí, tampoco ha habido ninguno que me haya enamorado. Qué queréis que os diga, pero que Etienne enamore porque es bajito… pues…

Anna me caía bien. Me gustó que la autora intentara hacerla única, preocupada por todo lo que le preocupa a un adolescente a esa edad, pero también con sus objetivos, gustos, personalidad, ¡y que le diera relevancia! ¡Por fin! Que estudiar, estar con la familia y echarse pareja está muy bien, pero para mí no es lo único; de hecho, a mi parecer hay cosas más importantes, así que me gustó que eso lo reflejara en el libro.

Me gustaron también las referencias y críticas que metía en el libro. En especial la de leer obras traducidas; teniendo en cuenta que hay muchísima producción en lengua inglesa, es fácil que los países angloparlantes se queden sólo con eso, sin darle oportunidad a obras escritas originalmente en otros idiomas. Me gustó ver cómo trataba el tema hablando de autores extranjeros, que merecía la pena traducidos. Es un tema que me llamó mucho la atención y del que me gustaría leer más.

También me gustó, al principio, cuando define al padre de la protagonista como un escritorzucho de novela romántica que siempre acaba en drama debido a una enfermedad terminal. Me pareció desternillante… hasta que la autora decide emplear un recurso similar para hacer avanzar la historia y a los personajes. Porque eso ni me pareció ironía, ni sátira, ni nada con el más leve asomo de originalidad. Ése es el gran fallo del libro, alrededor de la mitad del mismo, el fallo que me hizo mirar por encima del hombro a los personajes en las páginas restantes y pensar "si son majos, pero…".

Y en fin, no digo más, porque no quiero estropear el final a nadie. Ni el fallo es tan gordo, ni la historia ni los personajes son tan buenos. Recomiendo el libro sólo para cuando apetezca algo fácil, algo simpático y algo que te despeje la cabeza en lugar de darte más en lo que pensar. En ese sentido sí, el libro te puede sacar una gran sonrisa cada pocas páginas.

PUNTUACIÓN: 7/10

Esta reseña se publicó originalmente en Crónicas de los Reinos.

2 comentarios :

  1. Quiero desde hace un montón leer este libro pero nunca me decido a cogerlo. No soy mucho de libros románticos y lo que más me echa hacia atrás es que sea demasiado empalagoso para mí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, a mí tampoco me van nada este tipo de libros, pero como de vez en cuando me gusta incluir alguna lectura ligera pues le di una oportunidad, y oye, aunque recurre a algunos tópicos, no está mal para ser de ese género ^^

      Eliminar