16 de noviembre de 2015

Las leyes del mar

Las naves de la magia, Las naves de la locura, Las naves del destino (Ships of magic, 1998; Ships of madness, 1999; Ships of destiny, 2000)
Saga de Las leyes del mar
Robin Hobb, Factoría de Ideas, fantasía, 14'95€ (cada libro)


no hay imagenno hay imagenno hay imagen

Tronconjuro. Madera viva. El bien más preciado del mundo. Como tantas otras mercancías de leyenda, únicamente se encuentra en los Territorios Pluviales. El Mitonar es un centro de comercio exótico y el hogar de una nobleza mercante afamada por sus barcos vivientes, naves hechas de madera de mago, que maduran mágicamente hasta alcanzar un estado de consciencia.

La fortuna de una de las familias más antiguas está depositada en una nave recientemente despertada, Vivacia. Para Althea Vestrit, la nave es su legitima herencia que le ha sido negada, un legado que hará lo que sea por recuperar. Para Wintrow, sobrino de Althea, al que han interrumpido de sus estudios religiosos para servir a bordo, Vivacia es una condena perpetua. Pero el destino de la familia Vestrit -y del barco- puede finalmente estar en manos de un extraño. El despiadado pirata Kennit busca una forma de hacerse con el poder sobre todos los habitantes de las Islas Piratas...




Esta reseña va a ser un poco especial, porque voy a reseñar los tres libros de una misma saga a la vez. Voy a hacerlo así y no por separado porque los tres libros forman parte de una misma historia narrada toda seguida. Vale que se publicaron con años de diferencia, pero sus virtudes y defectos son los mismos en esencia, y sus diferencias, en mayor parte referidas al momento de la historia en que se encuentran más que por ser uno u otro tomo. Y por eso va todo junto.

La historia empieza con Las naves de la magia, y ya para empezar tenemos a una gran variedad de personajes en los primeros capítulos. El primero en aparecer es el pirata Kennit, capitán de barco y tipo raro donde los haya (incluso lleva una pulsera con su cara tallada), luego aparecen Wintrow, en su monasterio, y Althea, en su nao. Y luego ya van apareciendo los demás en tropel y todos juntos, Kyle, Brashen, Ronica, Keffria, Malta…

La cuestión es, que a pesar de todo esto, la historia arranca con personajes en principio secundarios y un argumento de lo más simple: Kyle, el marido de Keffria hereda la nao rediviva en lugar de Althea al morir su padre y ella jura recuperarla. Mientras, Kennit anda haciendo de las suyas soñando con convertirse en el rey de los piratas. O simplemente en rey.

Y hasta aquí si no quiero desvelar más trama más allá de los primeros capítulos del primer tomo. Ah, bueno, y serpientes, grandes y venenosas serpientes marinas, de eso también hay.

Ahora que estamos todos en situación y sabemos un poco de qué va el asunto, pasemos a mayores: ¿qué hay de la historia completa, personajes, narración y otros detalles?

Pues sigamos ese mismo orden para aclarar esos puntos.

La historia, como ya he dicho, a primera vista es bastante simple. Trata de acompañar a los personajes mientras intentan conseguir sus objetivos. En el caso de Althea, por ejemplo, recuperar su nao; en el de Kennit, convertirse en rey; en el de Malta, ir al baile con un bonito vestido.

Esto no quiere decir que las cosas sean simples en realidad. Las cosas no salen bien o no son tan fáciles, el mundo, aunque esté limitado a las naos y unas pocas ciudades, es muy amplio y está lleno de detalles que impiden que los personajes hagan su voluntad cuando quieren. Hay muchas más voluntades en juego. No, definitivamente no es un libro donde la historia avance a voluntad de los personajes.

Por eso me gusta. Por eso y porque acaba. Está completa, la saga, el tercer libro, tiene un verdadero final. Uno casi tan rotundo como el "y comieron perdices y vivieron felices para siempre", o algo así. Y eso me gusta, porque en general cuesta mucho que las sagas tengan un verdadero final, siempre parecen eternas, largas, que nunca acaban. Bien, pues esta acaba. Tras tres libros bien largos.

Por otro lado, sigamos con los personajes, que como he dicho, la historia y su mundo no gira a su alrededor. Son personajes complejos, que evolucionan y cambian a lo largo de las páginas, que al principio de los libros opinan una cosa, luego la contraria y al final ninguna de las dos. Crecen y te identificas con ellos porque son humanos, personas que cometen errores y se arrepienten, que a veces piden perdón por ello y otras no son capaces, que hacen cosas bien, por error y por valentía, y todo ello lo encuentras en un mismo personaje.

Y como he dicho, hay muchos, muchísimos personajes. Cada uno con una opinión, cada uno de un lugar y en un bando diferente, la mitad de ellos enfrentándose directamente a la otra mitad.

En estos libros no hay un protagonista absoluto, sino cinco o siete o diez. Hay tantos puntos de vista llevados hasta lo más complejo, que es difícil quedarse con un único protagonista.

Si la historia entretiene, los personajes son buenos, se mueven en un mundo vivo y completo, quizás en lo que más falle esta novela sea en la narración.

Ya podéis intuir que al ser tantas páginas se han contado muchas cosas, pero también es bastante cierto, que se podría haber contado lo mismo en unas cuantas menos. A veces el ritmo es lento, y aunque la lectura no se complica nunca demasiado, a veces los detalles se alargan demasiado, hasta que sucede algo han pasado páginas en las que ves a los personajes pensar o recordar o simplemente observar su alrededor.

A veces esto crea un efecto muy bonito, te ayuda a imaginar a la perfección el mundo donde se encuentran y a comprenderlos mejor. Pero a menudo todas estas palabras no aportan ningún tipo de información útil y sólo alargan el proceso hasta que llega a suceder algo. A veces, estos libros simplemente me aburrían, por suerte, nunca durante mucho tiempo.

Para terminar, diré que a pesar de esto último son unos de los mejores libros que he leído en mucho tiempo. Me he enamorado de casi todos sus personajes, en todos he encontrado algo que odiar y algo que admirar, la historia me ha parecido completamente mágica, y las serpientes, a las que tan pocas palabras he dedicado en la reseña (en parte para preservar su misterio) me parecen sencillamente maravillosas.

La mitología, la historia y el mundo me han cautivado. Lo único que puedo decir es que quiero leer más libros como estos.

PUNTUACIÓN: 9/10


7 comentarios :

  1. ¡Uf! Tengo muchísimas ganas de ponerme con esta autora, aunque seguiré el orden de publicación: primero leeré la trilogía del Vatidico, que igual no la mejor, he oído que se hace pesada en algunos momentos (o sea, lenta, como dices tú, que divaga un poco, no?), peeero que la spoilean en Las leyes del mar, así que...Me ceñiré al plan, ^^.
    ¡Un saludo!
    E.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es mejor. Yo empecé por las leyes del mar en gran parte por
      desconocimiento, pero también en parte porque buscaba con locura una
      historia de fantasía con barcos y, ¡barcos! Pero desde que salió la
      reedición del Vatídico de booket es una saga a la que también le tengo
      muchas ganas, y ya desde luego sí, el resto las leeré en orden.

      De que spoilee no estoy tan segura. Sé que Hobb situa las sagas en el
      mismo mundo, pero intergala saga del Vatídico con saga del Mar, que
      creo que la una no tiene nada que ver con la otra. Por ejemplo, la que
      está traduciendo ahora mismo Fantascy sí es continuación directa del
      Vatídico, pero es la tercera saga que escribió o algo así. No sé si me
      explico, pero eso, creo que Las Leyes del Mar más que spoilear
      comparte "cosas".

      Un saludo ^^

      Eliminar
  2. Yo he leído otra trilogía de la autora (esta por desgracia todavía no) y me dejó enamorada, tanto la historia como los personajes. A ver si puedo leer esta pronto :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me da pereza ponerme con el Vatídico porque tengo entendido que
      empieza lento. Pero vamos, lo mismo le pasa a Las Leyes del Mar, así
      que sé a lo que voy y confío en que estará bastante bien. Y a ver si
      los de Fantascy aligeran y me van sacando el resto de sagas ò.ó

      ¡Saludines! ^^

      Eliminar
  3. Hola :) Acabo de llegar a este blog desde el de Miradas Enlatadas de Uve, y la verdad es que me gusta lo que veo y me quedo por aquí. Tengo una necesidad imperiosa de probar a la autora, para el año que viene voy a ponerme si o si con ella, por que creo que me va a gustar bastante. Creo que empezaré por El Vatídico, por que el tema asesinos me vuelve medio loco y me engancho con cualquier cosa, y luego ya me paso a Las leyes del Mar. Buena entrada y buen blog. Un saludo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por pasarte! Me alegra que te guste el blog y espero
      que te quedes mucho por aquí (por así decirlo :P).

      Sí, definitivamente si yo hubiera conocido bien a la autora antes de
      ponerme también habría empezado por El Vatídico, pero vi los libros
      con sus barcos en las portadas y ¡barcos!, no pude resistirme XD Pero
      vamos, que sabiendo de qué va el tema y cuáles son las primeras sagas
      (en español es fácil, tenemos dos, que además de ir seguidas, son
      independientes XD), mejor El Vatídico y luego Leyes del mar. ¡Ya dirás
      qué te parece la autora!

      ¡Un saludo! ^^

      Eliminar
  4. Tengo que leer el tercero pero me da tantaaaaaaaa pereza. Y mira que los mundos y las historias que crea Robin Hobb son interesantes, pero tanto la trama como los personajes se me hacen un poco cargantes. Y me paso lo mismo con el Vatidico aunque esa saga si que conseguí terminarla.

    ResponderEliminar